Tulsi Gabbard, miembro del Congreso, ha llamado al gobierno de EE.UU. para que deje de ayudar a los terroristas, durante un discurso de bienvenida a la refugiada siria Tima Kurdi, activista por los derechos humanos, quien ha pedido al presidente Trump que “Los Estados Unidos pongan fin a su política de cambio de régimen en Siria”.

LA CONGRESISTA DEMÓCRATA TULSI GABBARD, HABLA ANTE EL CAPITOLIO PROPONIENDO QUE EL GOBIERNO DE EEUU DEJE DE ARMAR A LOS TERRORISTAS EN SIRIA

LA CONGRESISTA DEMÓCRATA TULSI GABBARD, DE ESPALDAS AL CAPITOLIO, PIDE AL GOBIERNO DE EE.UU. QUE DEJE DE ARMAR A LOS TERRORISTAS EN SIRIA (A SU IZQUIERDA, TIMA KURDI, ACTIVISTA)

Gabbard, del partido demócrata, conminó a las instituciones gubernamentales a que abandonasen su política de protección y ayuda a los grupos terroristas, como Al Qaeda o el ISIS.

Su intervención fue aplaudida por cientos de personas, entre las que se hallaba la señora Kurdi, activista por los derechos de refugiados kurdos.

La congresista instó a sus compañeros de partido a participar en la tarea de acabar con esa lacra, mientras anunciaba la presencia de Kurdi, tía carnal de Alan, el niño de 3 años de edad que apareció ahogado en una playa en septiembre de 2015, cuya imagen se convirtió rápidamente en un símbolo global sobre el drama de los refugiados.

“Sin embargo, el gobierno de Obama intensificó sus esfuerzos en un nuevo y vano intento por derrocar al gobierno sirio, ayudando con armas y dinero a los colectivos de mercenarios, lo que ha agravado aún más el sufrimiento de miles de personas”, lamentó la congresista.

El pasado miércoles, 1 de marzo, Tima Kurdi y Tulsi Gabbard ofrecieron una rueda de prensa en el Capitolio, durante la cual solicitaron al nuevo presidente de Estados Unidos que renunciase al objetivo de “cambiar al gobierno de Bashar al Assad

«Hoy, la cuestión más importante es cómo solucionar el problema de estas miles de personas que dejaron sus hogares», dijo Gabbard, llamando la atención sobre el proyecto de ley que presentó al Congreso y que consiste en suspender de inmediato el envío de armas a los grupos terroristas que atentan en Siria, así como prohibir el uso de los fondos de los contribuyentes para apoyar a tales colectivos, próximos o afiliados a Al Qaeda y el ISIS.

«Durante años, nuestro gobierno proporcionó apoyo, directo o indirecto, a los activistas de los grupos armados, que trabajan directamente bajo el liderazgo de Al Qaeda y el Estado Islámico, que cometieron todo tipo de atentados y matanzas para derrocar al gobierno sirio», dijo Gabbard.

Tulsi Gabbard viajó a Siria en enero de este año 2o017 como componente de una misión de investigación y se reunió con el presidente sirio Bashar Al-Assad.

También visitó Aleppo, ciudad que fue liberada en diciembre de 2016 y que padeció años de sufrimiento y muerte bajo el poder de los terroristas del grupo Fateh Jabhat, una filial de Al-Qaeda, anteriormente conocida como Jabhat al-Nusra.

Su viaje a Siria provocó la indignación de esta congresista contra la política exterior estadounidense y contra los responsables de los grandes medios de comunicación, que la tildaron de “portavoz de Assad”.

Tom Garrett, también miembro del Congreso (republicano por el estado de Virginia) y veterano del Ejército de Estados Unidos, se pronunció a favor de la propuesta de Gabbard, precisando que el objetivo de la política de Estados Unidos hacia Siria debe ser el logro de una paz justa y duradera.

«Tulsi entiende que los envíos de armas a los llamados rebeldes en Siria sólo han causado más derramamiento de sangre, más sufrimiento y la diáspora de miles de refugiados”, declaró Tuma Kurdi.

Y sentenció: “Una solución militar en Siria no es la respuesta. Espero que el presidente Trump deje de armar a los terroristas y dedique sus esfuerzos en hallar un pacto político en Siria, única manera de restablecer la paz”.logo rt

Anuncios