Más de la mitad de los ciudadanos holandeses daría la bienvenida a una retirada de su país de la Unión Europea, estableciendo acuerdos económicos y comerciales con los países del bloque, según una encuesta realizada por expertos británicos del  Bruges Group Institut.

HOLANDA PODRÍA SER EL SEGUNDO PAÍS QUE HUYE DE LA UNIÓN EUROPEA

HOLANDA PODRÍA SER EL SEGUNDO PAÍS QUE ESCAPE DE LA UNIÓN EUROPEA

El citado organismo realizó una encuesta sobre 1.174 ciudadanos/as holandeses/as, para tratar de determinar su posición sobre el futuro de los Países Bajos en la Unión Europea.

Los resultados del estudio indican que sólo el 39% de los encuestados está a favor de mantenerse dentro de la UE, rechazando su composición, sus decisiones en temas económicos y de política exterior.

Entre ese porcentaje un 23% argumenta que la retirada se debe a la política económica de mercado único de la UE.

El 27% de los encuestados son favorables al “Nexit”, siempre y cuanco se logre un acuerdo comercial con el resto de las naciones. Un 11% de los encuestados se manifestó indeciso o sin voto decidido.

Lo más destacable de la consulta radica en que nada menos que el 56% de la población estaría de acuerdo en una salida de la UE simila a la que se decidió en Gran Bretaña.

Entre las frases que merecen más aprobación, destaca la que dice: “Los pueblos de Europa quieren recuperar el control de su destino“, mientras la campaña electoral polariza los sentimientos de un pueblo que admira y comprende la salida del Reino Unido.

captura

Las elecciones legislativas en Holanda se celebrarán el próximo 15 de marzo. La mayor parte de los medios periodísticos y analistas predicen una victoria del candidato, Geert Wilders, líder del Partido por la Libertad, aunque es prácticamente seguro que el resto de formaciones impedirán que gobierne el PL, mediante una coalición entre el VVD del actual premier Mark Rutte (liberal) y el PVdA de carácter socialdemócrata .

Wilders basa su éxito en proclamar el “Nexit” como única solución a los problemas que afectan al país, alegando que el florín (antigua moneda local, utilizada desde el siglo XIV) tendría mucha más fortaleza que el euro frente al dólar y al yuan. La solución, el 16 de Marzo.

Anuncios