De acuerdo con las últimas filtraciones de Wikileaks, la agencia central de inteligencia estadounidense (CIA) es capaz de interceptar mensajes de WhatsApp y otras aplicaciones, ya que, de hecho, vigila la mayoría de los teléfonos inteligentes en el mundo.

DIGO YO QUE LOS TELÉFONOS NO SON TAN INTELIGENTES SI NO TE INDICAN QUE LA C.I.A. LOS CONTROLA

El sistema operativo Android de Google, que se utiliza en el 85% de los “smartphones” en todo el mundo, incluyendo las marcas Samsung y Sony, contiene el código 24 día 0, utilizado por la CIA para identificar y aprovechar pequeños fallos de seguridad para recoger datos de los usuarios.

Así lo reveló WikiLeaks, como parte de su más reciente publicación de 8000 documentos de la CIA, agrupados bajo el nombre de Vault7.

Las técnicas permiten a la CIA interceptar mensajes de aplicaciones de mensajería, incluyendo WhatsApp, Weibo y Clockman, antes de que se cifren. Todos los mensajes escritos y de audio son vulnerables a los ataques de la CIA.

La información que publica el portal de Julian Assange también revela detalles sobre la técnica de vigilancia masiva empleada por la CIA, denominada “Weeping Angel”, que permite a los agentes infiltrarse incluso en los televisores Samsung, convirtiéndolos en micrófonos que amplian la señal para poder grabar conversaciones de forma remota, incluso cuando esos dispositivos estuvieran apagados.

Sin embargo se desconoce el sistema por el que la CIA puede controlar remotamente los televisores a gran distancia.

La Agencia de inteligencia señala que la versión 6.X del software del Antivirus Comodo, no es tan buena como la anterior, que según los agentes de la CIA, presentaba para ellos “un enorme problema”.

La nueva versión del software de ese antivirus, más defectuosa que la 6.X, permite que la agencia estadounidense vigile más de cerca a los usuarios de este software.

La fuente que permitió estas filtraciones, citada por WikiLeaks, asegura que la C.I.A. trató de impedir que se abriera un debate sobre el control de las armas cibernéticas.

Otra cuestión planteada por estas revelaciones es “la legitimidad de la CIA para implementar dichos medios de la piratería y sus métodos de vigilancia de los ciudadanos”.

Anuncios