Además de aprobar la construcción de un muro para contener a los migrantes que pretenden atravesar su territorio, Hungría aprobó una ley que permite detenerlos mientras transcurre y se resuelve su petición de acogida.

Anuncios