La hipótesis del padre espiritual del Club de Fans de Pablito, el ínclito tanatófilo Santiago Alba Rico, de profesión sus mentiras, acusaciones sin base ni pruebas, manipulaciones y disquisiciones de paranoico cum laude, cuando destapó una de sus más exquisitas similitudes titulada “Podemos en Ucrania“*, se puede comprobar en el documental “Ucrania en llamas”, del realizador Oliver Stone, ya subtitulado en castellano.

La obra fílmica no es sino un relato histórico sobre la constante injerencia en aquel territorio de las agencias de espionaje de los EE.UU., que colaboraron estrechamente, desde 1946, con organizaciones neonazis ucranianas en contra de la URSS, hechos probados por numerosos documentos desclasificados hoy por la propia CIA, además de la descarada intervención de la Unión Europea y del gobierno de Barack Obama en el golpe de estado.

El silencio del Yesgüican borbónico ante el artículo de su líder espiritual, denotó que la dirección del colectivo aceptaba la analogía de Alba con cierta alegría (o discreta resignación), aunque debo suponer, por una mínima compasión, que no todos/as los fans de Pablito se vieron retratados en las escenas que protagonizaron las mesnadas de Pravy Sektor y Svoboda… o tal vez, sí.

NOTA.- http://www.rebelion.org/noticia.php?id=181545

Anuncios