Ante la escalada de tensiones en la península coreana, China quiere actuar como mediador en busca de la estabilidad regional e internacional.

El canciller Wang Yi ha propuesto un cese simultáneo de ejercicios militares y lanzamiento de misiles que permita volver a la mesa de diálogo.

Anuncios