Mientras el pueblo bolivariano levantaba su voz contra el imperialismo, la derecha venezolana y sus aliados regionales sigue tejiendo un entramado político pro intervencionista.

El decreto Obama, el apoyo del Senado estadounidense a la decisión del secretario general de la OEA, para invocar la Carta Democrática Interamericana contra Venezuela, son algunos ejemplos de los pasos que ha dado la nación norteamericana para justificar un golpe de estado o una intervención militar en la República Bolivariana.

Anuncios