Nos ha alarmado el paralelismo con el 15M – salvadas las distancias de la brutalidad y violencia de los neonazis del Maidán -, respecto de los tres vectores referidos por Oliver Stone: Money, Media and Technologies. Sus financieros son comunes por necesidad.

Esa no es una coincidencia: es una identidad. Podemos y Ciudadanos, submarcas ambas del Globalismo encarnado en el PSOE de los GAL y la OTAN.

Los del Central Circle de Somosaguas son la primera andanada; son quienes lograron la primera Presidencia de ZP, aprovechándose de sus negros corazones que instrumentalizaron el dolor general causado por los atentados del 11M; y convocaron -curiosamente  – con el silencio del PP – una manifestación política en la Jornada de Reflexión (delito electoral).

Los de Ciudadanos, por su parte se refundaron de la mano de Javier Solana, el Muchabombas que nos llevó a la guerra en Yugoslavia, en el corazón de Europa (su órgano de comunicación principal es el Semanario Ultraliberal Globalista “Ahora”).

La segunda oleada de globalismo vendrá de la mano del Hada que nos han Colau, actriz del Grupo PLANETA S.A., que da vida a una activista de rasgos Joseantonianos, y así se la retrata por la prensa del régimen: Mirada al cielo con los ojos en blanco y manos abiertas con las palmas hacia arriba; como Santa Teresa, vista por un Falangista.

Fueron los Globalistas del “Anarco-Mercado” quienes iniciaron, de la protectora mano del taimado Rubalcaba y su zombie, Leire Pajín, por medio de quienes habían sido sus colaboradores en el Ministerio que okupaba la socialista millonaria, cuya fortuna familiar tiene origen en la política local del PSOE valenciano, máquina de la corrupción que estaba muy bien “engrasada” por los de los GAL (“GALDIO”) y la OTAN.

Hablamos de Paco Polo, de los “emprendedores” de Change.org, que venden direcciones de e-mail de más que dudosa procedencia, aunque estos evidentes delitos contra la intimidad – datos personales – nunca se investigarán por este postfranquismo que ha clavado el Falangismo en el corazón socialista.

Nos consta, por haber intervenido profesionalmente, y por ello no podemos aportar más datos: secreto profesional como Derecho Humano dentro del haz de derechos del art. 24 Constitución, que en pleno Maidán de la Puerta del Sol, se vendían nuestros datos personales (direcciones de e-mail) a tres céntimos cada dirección bruta; precio que se elevaba, si estaban clasificadas por los intereses de sus dueños, usuarios a quienes se les habían hurtado sus datos personales. En fin, Propaganda transformada en ideología. En eso consiste el intervencionismo yanqui en el mundo.

Y en España, de la mano de los globalistas, que se quieren hacer pasar por socialistas mientras reniegan del socialismo; de los podemitas, cáncer de la izquierda, captores de IU y dantescos liquidadores del socialismo español, de la mano del PSOE que les da de comer, como hijos de ellos que son (Borrell, dixit).

La “Nueva Política española” se resume sola: antes del 15M las opciones políticas eran – al margen de nacionalismos – Derecha (AP, luego PP), Centro (UCD, luego UPyD), Socialdemocracia (PSOE) y Socialismo moderado (PCE, luego IU).

Tras el 15M, las opciones políticas son: Extrema Derecha Ultraliberal (PP), Centro Globalista Neoliberal (Ciudadanos), Globalistas Socialdemócratas (PSOE) e Izquierda Globalista y Neoliberal (Podemos).

Lo mismo, pero como bloque, mucho más a la derecha. De hecho, el socialismo ya no tiene ni partido.

Anuncios