Durante una entrevista concedida al canal chino de televisión Phoenix, el presidente sirio Al Assad afirmó que, con la concesión de un Oscar al mejor cortometraje documental al reportaje de Orlando Van Einsiedel  titulado “Los Cascos Blancos” (“The White Helmets”), se politizó la entrega de esos premios.

PERO ADEMÁS DE POLITIZARSE, EL PREMIO A ESE DOCUMENTAL SE CONVIERTE EN UN GALARDÓN AL TERRORISMO DE AL QAEDA Y AL NUSRA

“Se trata de un hecho sin precedentes en Occidente. En primer lugar habría que felicitar a Al Qaeda y Al Nursa por haber ganado su primer Oscar”, lamentó con sorna Bashar Al-Assad, respondiendo al periodista de la televisión china.

“La historia de los Cascos Blancos es muy sencilla: se trata de un lavado de cara del grupo terrorista al-Nusra en Siria, con el fin de transformar su verdadero rostro e intenciones, bajo una careta con presuntos rasgos de seres humanos, eso es todo. Existen muchos videos en internet – y por supuesto imágenes transmitidas por ellos mismos – en los que se les acusa de terrorismo y donde les vemos alegrándose ante cadáveres de soldados sirios”, continuó el presidente.

“Es increíble que Occidente haya premiado a Al Qaeda y es una prueba más de que esa fiesta está politizada. Es como yo lo veo”, concluyó, recordando que el actual Frente Fateh al-Sham, ex Frente al Nusra, es una rama Siria de Al-Qaeda.

El documental en cuestión dura 40 minutos y muestra “la supuestamente peligrosa labor de estos voluntarios que decían enfrentarse a las bombas”, para rescatar a civiles de la carnicería en que el terrorismo ha convertido a aquel país.

El realizador recibió el dinero para financiar su proyecto desde Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, en tanto esa organización “humanitaria” fue promovida por todos los medios de comunicación en Occidente, pese a las evidencias y pruebas de sus vínculos con grupos terroristas, incluyendo al-Nusra, así como su papel real en suelo sirio.

El Oscar fue también cuestionado por el experto en geopolítica, escritor y periodista británico Patrick Henningsen, quien dijo:

La película en sí, si siquiera es un verdadero documental, puesto que todas las imágenes utilizadas fueron proporcionadas a los productores por los mismos Cascos Blancos, en las que no existe ninguna prueba sobre los presuntos salvamentos y rescates de personas en Siria de los que hacen gala”.

Anuncios