El grupo militante griego Conspiración de las Células de Fuego se ha adjudicado el envío de una carta bomba a las oficinas del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la ciudad de París, hecho que ha dejado un herido; cabe destacar que dicho grupo rechaza las políticas neoliberales de recortes presupuestales en Grecia.

Por su parte, el presidente francés François Hollande ha insistido en que hay que mantener el estado de emergencia hasta el mes de junio, con lo que sería la primera vez en la historia en que unas elecciones legislativas se celebraran bajo esa ley que coarta las libertades civiles.

Anuncios