Un artista parisino, que entre otras muchas señales de tráfico, del mismo tipo, había colocado la que reproducimos en la foto, en la que muestra la silueta en negro de una persona ataviada al estilo judío, pero situándola en un barrio londinense de mayoría sionista, ha tenido que disculparse tras ser acusado por un delito de odio.

La denuncia se cursó el miércoles, 15 de marzo cerca de una sinagoga en el área de Stamford Hill, en el norte de Londres, donde conviven cientos de vecinos pertenecientes al judaísmo ortodoxo.

Esa “0bra de arte”, que se integra dentro de una colección en la que aparecen decenas de otras siluetas alegóricas, diseñada por el artista parisino Franck Allais,  escandalizó a la comunidad porque la silueta se asemeja a un judío con bigudíes en las trenzas y usando una fedora, el sombrero judío tradicional.

Para esa colectividad, se trata de una caricatura antisemita, cosa que el artista niega rotundamente.

EL ARTISTA SE DEFIENDE PERO LA COMUNIDAD JUDÍA NO ACEPTA LAS DISCULPAS

“Mi proyecto era mostrar a gente de todas las tendencias y profesiones que suelen caminar por las calles. Hay muchas más personas reflejadas en esos carteles y siento mucho si mi obra ha ofendido a alguien”, lamentó el artista.

NOTA EL ADMINISTRADOR.- Me pregunto qué hubiera pasado si Allais hubiera colocado una señal parecida en un barrio londinense, pero con una ligera variación artística.

Anuncios