La ex presidenta de Argentina, Cristina Fernández, exigió al ex mandatario español, Felipe González, y al presidente Mauricio Macri aclaraciones sobre una conversación, que reportó el diario “Clarín” (vanguardia de la Mafia Mediática de aquella república), en la que González pone como condición hacer negocios con la nación sudamericana si Fernández era encarcelada.

Por su parte, el ex presidente español (que exigió a Nicolás Maduro la libertad del terrorista venezolano Leopoldo López) negó el hecho, al que calificó de “calumnia” en su contra.

Personalmente me cabe ni una sola duda, sobre la hipocresía que demuestra el Padrino del Gal desde que abandonó La Moncloa.

Anuncios