Un ataque aéreo llevado a cabo por la coalición internacional, encabezada por Estados Unidos, mató a por lo menos 33 civiles en una escuela cerca de la ciudad de Raqqa, en Siria.

Testigos informaron que el ataque aéreo ocurrió el martes dia 21 de marzo en las afueras del poblado de al-Mansoura, y que el colegio servía como refugio para personas desplazadas por los combates en Siria.

Raqqa es la capital de facto del grupo Daesh (autodenomiando Estado islámico) y la captura de la ciudad es la principal meta de varia fuerzas que luchan contra los militantes.

Por su parte desde la coalición liderada por EE.UU. han comunicado que van a investigar el asunto, para determinar si tienen alguna responsabilidad en la muerte de estos civiles, para luego pedir las correspondientes disculpas. En los últimos días ya suman 116 las víctimas mortales de la coalición internacional.

Por su parte el Departamento de Defensa de Estados Unidos se atribuye la responsabilidad de las bajas civiles o militares sirios con cautela aunque en casi todos los casos los califica de “lamentables errores”, informa HispanTV.

El mandatario sirio cuestionó ampliamente la efectividad de los bombardeos “aliados” en su territorio y calificó como terroristas las acciones que lleva a cabo dicha coalición occidental.

Según reporta RT el analista internacional Iñaki Urrestarazu Aizpurua vincula estos accidentes con la negativa de EE.UU. y sus aliados a coordinar sus acciones con Rusia y el Gobierno sirio.

Anuncios