EL GOBIERNO ESPAÑOL Y LA OPOSICIÓN RESPETAN LAS DECISIONES DE LOS TRIBUNALES SUPREMO Y CONSTITUCIONAL, PERO APLAUDEN, CON LA MAFIA MEDIÀTICA COMO VANGUARDIA DE LA APOLOGÍA DEL GOLPISMO, A QUIENES ROMPEN SENTENCIAS DE UN TRIBUNAL SUPREMO EN UN ESTADO DE DERECHO COMO ES VENEZUELA

La mafia mediática borbónica aplaudió sin reservas ni excepción el numerito desafiante de Julio Robles, presidente de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, que consistió en romper en público la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, que declaraba ilegal al Parlamento de aquella nación, por haber cometido desacato ante los requerimientos de aquel máximo órgano del poder judicial.

YA SABEN CARLES PUIGDEMONT Y LOS LÍDERES DE PARTIDOS INDEPENDENTISTAS DEL ESTADO ESPAÑOL QUE AQUÍ SE APLAUDEN LAS VIOLACIONES DEL PARLAMENTO Y LA DESOBEDIENCIA A LOS TRIBUNALES,  CUANDO SUCEDA EN VENEZUELA.
¿DEBERÍA PUIGDEMONT HABER ROTO EN PÚBLICO LA SENTENCIA DEL SUPREMO QUE CONDENABA LA CONSULTA CATALANA PARA QUE LE APLAUDIERA LA MAFIA MEDIÁTICA DEL REINO DE FELIPE VI?