Donald Trump ha ordenado bombardear una base aérea del ejército sirio como represalia por el supuesto ataque con armas químicas en Idlib por parte del gobierno de Al Assad.

¿Por qué el presidente de EE. UU. ha tomado esa decisión? ¿Por qué Europa, la OTAN y los países occidentales se congratulan por una acción que también ha dejado civiles muertos?

Este viernes, Javier Rodríguez Carrasco analiza en ‘El Zoom’ sobre el peligro de una posible escalada de violencia en Siria.

Anuncios