La policía venezolana realiza operativos de contención y repliegue, ante las agresiones de los grupos de manifestantes, convocados por la oposición.

En su mayoría son jóvenes quienes lanzan a los uniformados piedras, palos, cócteles molotov, con el claro objetivo de generar violencia y caos.

Anuncios