En un contexto de recesión global, las políticas de austeridad y de recortes han potenciado el malestar de la ciudadanía de países donde los salarios están estancados, mientras la desigualdad aumenta.

A esta situación se le suma el hecho de que empresarios que buscaban influir fuera de las instituciones de gobierno, comiencen a sentirse legitimados para ocupar cargos públicos, siendo Donald Trump uno de los ejemplos más destacados de este tema.

Anuncios