En una entrevista para la agencia AFP, el líder sirio acusó a Washington de no trabajar por una solución pacífica en Siria y actuar como cómplice de los terroristas. Además, afirmó que su gobierno estaba listo para que se abriera una investigación internacional sobre el presunto ataque químico.

EL PRESIDENTE SIRIO RETA A OCCIDENTE PARA QUE SE ABRA UNA INVESTIGACIÓN, IMPARCIAL Y TRANSPARENTE, SOBRE EL ATAQUE QUÍMICO

«Para nosotros fue un ataque fabricado al 100%”. Tengo la impresión de que Occidente, principalmente los Estados Unidos, son cómplices de los terroristas y ha montado esta historia como pretexto para atacar la base de al-Chaayrate», dijo Assad en una reciente entrevista con la agencia francesa, realizada el 12 de abril.

El presidente sirio continuó: «No tenemos armas químicas desde hace varios años. En 2013, con la supervisión internacional, se entregó a las autoridades nuestro arsenal entero, que fue destruido según lo acordado. E incluso si poseyéramos ese tipo de armas, jamás las hubiéramos utilizado, ni siquiera contra los terroristas».

«Hasta el momento, la única información disponible para el mundo sobre el presunto ataque químico ha sido proporcionada por la rama de Al Qaeda, Fateh al-Sham, que controla la mayor parte de la ciudad Cheikhoun Khan», continuó el presidente.

El jefe de Estado sirio pasó a expresar su total disposición para la apertura de una investigación internacional sobre el supuesto ataque, siempre que sea independiente.

«Vamos a trabajar por ello. Pero tiene que ser imparcial y transparente. No podemos permitir que solo participen nuestros enemigos. Debemos contar con países y obervadores imparciales para asegurar al mundo que esas pesquisas no van a ser utilizadas con fines políticos», alegó el mandatario.

A continuación se refirió a la agresión ilegal estadounidense contra la base aérea de Al-Chaayrate, después de la cual Washington afirmó haber destruido el 20% de la disponibilidad aérea de las fuerzas sirias.

“Nuestra capacidad de combate, nuestra capacidad para hacer frente a los terroristas, no se vio afectada por este brutal ataque”, replicó Assad.

“Estados Unidos no muestra seriedad alguna a la hora de proponer una solución política. Ellos quieren usar el proceso político como un paraguas protector para los terroristas”, afirmó el líder sirio.

La entrevista con la agencia AFP se produce en un contexto particularmente tenso. La administración Trump mantiene que actuó en represalia por el presunto ataque químico en Khan Cheikhoun, del que Washington culpa del ejército sirio, pero sin aportar pruebas, excepto afirmaciones de la agencia C.I.A., de la que Vladimir Putin dice “no tiene ninguna credibilidad desde hace decenios“.

Conviene recordar que la propia ONU, en 2013, determinó que los ataques con gas sarín fueron realizados por los terroristas llamados “rebeldes”, como declaró la jueza Carla del Ponte en aquella ocasión.

Anuncios