Tal y como está el mundo, visto que no hay legalidad o norma internacional de convivencia que respeten los líderes occidentales, es decir, los mandatarios que rigen hoy los destinos de los EE.UU. de Norteamérica y sus aliados de Gran Bretaña y de los países de la Comunidad Europea, sin excepción, habrá que probar con la gracia divina.

A VER SI DESPIERTAS DE UNA PAJOLERA VEZ, PORQUE ESTO YA NO SE PUEDE AGUANTAR, Y ADEMÁS TE VAN A CRUCIFICAR, CHAVAL.

Puede que, por medio de su sacrosanta intervención, se lograra remediar la situación actual de guerras artificiales, terrorismo global financiado, injerencia y espionaje, asesinatos selectivos, feminicidios, manipulación mediática, atentados de falsa bandera, desahucios, corrupción galopante y otras lacras de todos/as conocidas.

Para ello, hoy Viernes de Incontables Dolores, mi oración al dios de los cristianos dice así:

Estimada divinidad adormilada, me alegraría que al recibo de esta abrieras un ojo (de la cabeza) y comprobaras que lo que está ocurriendo no tiene nombre, a menos que tú seas tan sádico que lo estés consintiendo. Anda, que tu madre debe estar contenta contigo…

VIRUS DE LA SÍFILIS EN SU MEJOR MOMENTO

Te ruego que hagas lo imposible, que para ti es facilón, para inocularle a Donald Trump un kilo y medio de bacterias o cien mil parásitos u hongos o  virus (me da lo mismo) de la gonorrea, la sífilis, la blenorragia, la clamidia, el sida o la tricomoniasis; pero tanto las bacterias como los virus y demás bichos, hazme el favor de manipularlos genéticamente (que a ti no te cuesta nada) para que los medicamentos y remedios caseros que existen hoy en día, no le sirvan para nada. Que sufra, coño.

Si por un casual cumplieras con lo solicitado (además ten en cuenta que rezarte me cuesta mucho porque soy agnóstico), serías bendecido hasta límites insospechados.

Por el mismo precio concédenos la gracia de que se contagien todos los reyes, reinas y príncipes del globo terráqueo (con especial saña los de Arabia Saudita, Qatar y Marruecos), los líderes como Poroshenko, Theresa May, François Hollande y la totalidad de presidentes/as y primeros ministros/as de las naciones que forma la OTAN, generales incluidos. Con eso, me conformaría, de momento.

No sabes la alegría que embargaría a millones de personas (que no tengo ni zorra idea de por qué creen en ti), pero como debes estar echando una siesta del carajo, anda, mueve el trasero en este Viernes Santo.

Con mi agradecimiento y escepticismo, se despide este pecador pertinaz, Carlos Tena.

POSTDATA.- Si me concedieras ese favor te prometo confesarme. Hace 60 años que no lo hago.

Anuncios