Después de Moscú y Teherán, Damasco ha exigido oficialmente que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas instruya una investigación, imparcial y transparente, sobre el ataque perpetrado con armas químicas en la localidad de Khan Cheikhoun, del que se acusa, sin prueba alguna, al gobierno sirio.

CUANDO LOS PAÍSES QUE DICEN DEFENDER EL ESTADO DE DERECHO, ATACAN UNA NACIÓN SOBERANA ACUSÁNDOLA DE CRÍMENES SIN PRUEBA ALGUNA QUE LO DEMUESTRE, SE VIOLAN LAS NORMAS MÁS ELEMENTALES DEL DERECHO INTERNACIONAL

El representante permanente de Siria ante la ONU, Bashar Jaafari, envió una carta a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), en la que se requiere esa investigación exhaustiva.

Damasco también pide que la base aérea de Al-Chaayrate, cerca de Homs, bombardeada el pasado día 7 de abril por los Estados Unidos,  sea objeto de una inspección.

Como parte de su cooperación con la OPAQ, Siria solicitó al Director General de la Organización que enviara una comisión de expertos, para llevar a cabo, de forma objetiva y ante la presencia de enviados internacionales, para determinar exactamente que sucedió.

Siria está dispuesta a proporcionar acceso a su base militar para que los investigadores efectúen todos los análisis pertinentes y determinar la presencia o ausencia de gas sarín“, dijo dijo Bashar Jaafari en un comunicado.

La coalición liderada por Estados Unidos acusó al gobierno sirio de utilizar armas químicas contra la población en Idlib. Luego lanzó 59 misiles Tomahawk contra la base aéres de Al-Chaayrate, matando a diez militares sirios y nueve civiles, entre ellos varios niños.

Los gobiernos de EEUU y sus aliados europeos, sin aportar pruebas concretas para apoyar sus acusaciones contra el gobierno del presidente Bashar Assad, han violado nuevamente el derecho internacional y la Carta de Naciones Unidas.

https://francais.rt.com/international/36827-syrie-demande-ouverture-d-enquete-impartiale-sur-utilisation-armes-chimiques?

Anuncios