Los inversores comienzan a evaluar el “riesgo” de que en una segunda ronda electoral los candidatos no sean Macron y Fillon, sino Le Pen y Melenchon,  dos personajes de la política gala situados en extremos opuestos, pero con algunas coincidencias en su programa electoral: salida del euro y referendo sobre el “frexit”.

CUANDO EL PRIMER MINISTRO “SOCIALISTA”, MANUEL VALLS, DESTAPÓ SU VERDADERO ROSTRO ASEGURANDO QUE VOTARÍA POR EL DERECHISTA MACRON,  EL CANDIDATO DEL FRENTE DE IZQUIERDAS, MELENCHON, SUBIÓ EN LAS ENCUESTAS ALCANZANDO UN NADA DESPRECIABLE 18%

François Hollande y “Le Figaro” (uno de los diarios más derechistas del país) no son los únicos en mostrar cierta preocupación por el avance en las encuestas de Jean-Luc Melenchon, candidato del frente izquierdista.

Pero eso no es todo. El candidato de la Francia rebelde también quiere establecer un estricto control de salida de la UE, lo que ha provocado un poco de pánico entre los inversores, que aprecian, sobre todo, la libertad de los movimientos financieros y de capitales.

A medida que el suspense electoral anima y/o deprime a votantes y mercados, salta la pregunta del millón: ¿Qué pasaría con la deuda francesa en el hipotético caso de la salida de Francia de la Unión Europea y de la moneda única?

EN ALGO ESTÁN DE ACUERDO: EL EURO Y LA UNIÓN EUROPEA SON UN FIASCO

Los analistas aseguran que la salida del euro entraña una apuesta económica muy peligrosa, algo que la AFP, la agencia de noticias más poderosa del país,  repite en todos los medios periodísticos, ya que “desencadenaría una avalancha de consecuencias potencialmente devastadoras para la economía francesa“.

Pero el ciclón Melenchon sigue activo. Durante un mitin celebrado el pasado día 11 de Abril en Marsella (territorio donde Le Pen se mueve con absoluta comodidad), Jean-Luc reunió a más de 70.000 personas.

En solo un mes, “el candidato de las izquierdas” subió 15 puntos en los sondeos, lo que supuso un toque de atención en el seno de los partidos de centro, derecha y socialista, cuyos líderes no logran superar las expectativas que ya cumplen Le Pen y Macron, con más del 24% de apoyo popular.

No hace falta recordar que los medios juegan un papel determinante en las elecciones, señalando el “peligro” o la “serenidad” que despiertan los candidatos.

LOS MEDIOS PERIODÍSTICOS FRANCESES TILDAN DE CHAVISTA A MELENCHON, LO QUE NO ES NINGÚN INSULTO, SINO UN HONOR

El ya citado periódico “Le Figaro” sataniza al candidato izquierdista con titulares como este: “Mélenchon y el delirante proyecto del Chávez francés“, publicado el 12 de abril, calificando como  “devastador para Francia” el programa del ex socialista y hoy líder del partido Francia Insumisa.

En los mítines del colectivo, las banderas de Cuba y Venezuela, los retratos de Chávez y Fidel, son tan habituales como la enseña francesa.

El “espectro” de una segunda vuelta electoral entre Le Pen y Melenchon planea sobre Francia. Y algunos piensan: “Sería más que divertido: ambos coinciden en que el euro y la UE son lo peor que le ocurrido al país en los últimos cincuenta años“.

Anuncios