Las prácticas y herramientas que CIA y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), ambas estadounidenses, utilizan en materia de ciberseguridad – con hackeos incluidos – han vuelto a quedar al descubierto gracias a las revelaciones de Edward Snowden.

Anuncios