El día 14 de abril, en horas de la madrugada, la policía provincial de Jujuy, Argentina, irrumpió ilegalmente a la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de aquel territorio, donde se llevaron detenido al presidente y consejero estudiantil del Centro de Estudantes, Joaquín Quispe.

La información fue difundida por los propios estudiantes y por la Asociación de Madres y Familiares de Detenidos-Desaparecidos de Jujuy, donde declaran el despliegue policial y la detención por la fuerza de Quispe, que no ofreció resistencia pero se quejó de la brutalidad policial.

De nada sirvieron las explicaciones y los pedidos que el resto de los estudiantes realizaba a los policías de Macri. La respuesta de los uniformados fue sumar otro detenido en la razia: el estudiante Ignacio García.

El operativo policial, con más de cinco patrulleros en la Facultad de Ciencias Agrarias, se realizó cuando los jóvenes del Centro de Estudiantes y se llevaron detenidos a su presidente y otro estudiante escudándose en una supuesta violación de la normativa municipal.

Los estudiantes se habían sobresaltado porque minutos antes escucharon disparos en el predio al que ya habían ingresado los efectivos policiales jujeños.

Con la rápida intervención de abogados y organismos de derechos humanos ambos recuperaron su libertad tres horas después, en la comisaría donde habían sido alojados.

Por obvias razones, los estudiantes y la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Jujuy realizarán denuncias contra la detención ilegal y la violación de la autonomía de la Casa de estudios contra la policía provincial.

¿Dónde está la OEA pidiendo por los Derechos Humanos de estos estudiantes? ¿Dónde quedó el Presidente de Argentina, Mauricio Macri, pidiendo por elecciones? Claro, como Argentina no es Venezuela, los medios neoliberales hacen la vista gorda.

http://www.lechuguinos.com/policia-argentina-universidad-estudiantes/

Anuncios