El 14 de abril el reportero Maximino Rodríguez Palacios se ha convertido en el cuarto profesional asesinado en México durante un mes y medio.

México está considerado uno de los países menos seguros para los comunicadores: según las ONG, solo el año pasado 11 de ellos perdieron la vida en varias agresiones.

A este respecto, Celeste Sáenz de Miera y Aguiar, del Club de Periodistas de ese país, opina que el hecho de que el Gobierno silencie crea un campo de cultivo para la impunidad.

Anuncios