Desde el pasado 16 de abril decenas de civiles perdieron la vida al noreste de Siria, debido a los bombardeos perpetrados por la coalición internacional liderada por Estados Unidos, bajo la excusa de combatir al Estado Islámico (EI).

Por su parte, Damasco denunció que los ataques aéreos de la coalición internacional favorecen a grupos terroristas para frenar los avances del Ejército árabe sirio, al tiempo que obstaculizan el proceso de reconciliación nacional.

Anuncios