Emmanuel Macron sería el próximo presidente de Francia, según una encuesta publicada durante la noche electoral por medios como Le Monde y France Télévision.

UN PRESIDENTE “ARTIFICIAL” PARA UNA FRANCIA ATERRADA ANTE MARINE LE PEN.
PERO EN JUNIO, CUANDO SE CELEBREN LAS ELECCIONES LEGISLATIVAS, LA ASAMBLEA NACIONAL PODRÍA DAR UNA SORPRESA A DON EMMANUEL

El candidato neoliberal conseguiría el 62% de los votos, frente al 38% de Marine Le Pen. Se trata de una encuesta realizada por Ipsos-Sopra Steria con una muestra de 2.000 personas entrevistadas en la noche del día 23 de abril.

Según este sondeo, apostaría por Macron el 79% de quienes han votado a Hamon (socialista) en primera vuelta, así como el 62% de quienes han apostado por Mélenchon (izquierdista).

El candidato apadrinado por el presidente Hollande y su primer ministro, Manuel Valls, no seduce tan fácilmente a los votantes de Fillon: el 48% de ellos se decantarían por Macron, frente al 33% que optaría por Le Pen.

Pero dentro de pocas semanas, también se celebrarán elecciones, en esta ocasión legislativas, que tendrán lugar el 11 de junio, primera vuelta y el 18 de junio la segunda, a la que habrán pasado aquellos partidos que superen el 10% de votos.

El problema que entrañan estos comicios es la abstención. En 2o12 solamente ejerció su derecho al sufragio un 55% del electorado, lo que significa que al ciudadano/a francés le importa más la figura del presidente, que la composición del Parlamento (Asamblea Nacional).

Y sin embargo, los 577 diputados que obtengan escaño, serán cruciales para gobernar el país. No le será fácil a Macron conseguir que 289 parlamentarios aprueben sus propuestas.

Les espero en Junio.

Anuncios