La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, ha destacado este martes, durante la 39 sesión del Comité de Información Pública de la Asamblea General de la ONU, los problemas clave del ambiente informativo actual.

EL PERIODISMO OCCIDENTAL ES TODO LO CONTRARIO DE LO QUE ENSEÑA EN LAS FACULTADES Y ESCUELAS DE DONDE SALEN LOS FUTUROS PROFESIONALES

Con más frecuencia la libertad de expresión, la imparcialidad y la objetividad se sacrifican a la coyuntura política“, ha declarado la portavoz rusa.

Zajárova ha señalado que el espectro informativo global “se está degradando y separando en fragmentos contratados políticamente tras el desarrollo de las tendencias de confrontación” en la política mundial.

“El molde de la Guerra Fría”

La representante de Rusia ha recordado que la impunidad de los crímenes en contra de los periodistas “sigue siendo una triste realidad” en países generalmente pacíficos, así como en las zonas de conflicto.

Zajárova ha destacado que de momento se trata de una crisis que “no tiene precedentes por su profundidad e intensidad de los riesgos“, que fue provocada por “la turbulencia política global” y el regreso de un grupo de países a “la práctica de la confrontación según el molde de la Guerra Fría”.

“La crisis de confianza”

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso ha estimado que en la actualidad se extiende el uso de las limitaciones infundadas impuestas a los medios de comunicación.

A la luz de este proceso las fuentes mediáticas viven una “crisis de confianza” por parte del público, que es causada por “una caída drástica de los estándares del profesionalismo”.

Según Zajárova, esto último se refleja en la aparición de las “Fake News” o “noticias falsas”.

Anuncios