Además de hacer patente su respaldo a la Revolución Bolivariana, al gobierno de Nicolás Maduro, y en rechazo a la violencia de la derecha de su país, los miles de venezolanos que participaron en la marcha de la juventud revolucionaria dedicaron la jornada a Eliecer Otaiza, líder revolucionario que fue asesinado en 2014.

En tanto, los opositores al gobierno volvieron a sembrar el caos y la destrucción por allá donde pasaran sus mercenarios.

Anuncios