Ayer, 28 de Abril de 2017, el Parlamento de Montenegro celebró una votación para decidir sobre la entrada del país balcánico en la organización militar atlantista. Y el resultado fue afirmativo.

La llamada Asamblea Popular, cámara baja del territorio ex yugoslavo, compuesta por 81 escaños, y dominada dos colectivos socialdemócratas, ha votado este viernes a favor del proyecto para la integración del país en la OTAN propuesto por la coalición gobernante. Mientras tanto, la oposición no participó en la votación y convocó protestas en las calles para boicotear la sesión.

46 parlamentarios han votado a favor de la confirmación del Tratado del Atlántico Norte y del protocolo sobre la entrada en la Alianza de Grecia y Turquía.

El ministro de Transporte del país, Iván Braiovich, anunció la sesión en la que se ha debatido el proyecto de la ley sobre la confirmación del Tratado del Atlántico Norte. El Gobierno presentó este documento “con una proposición de aprobar la ley de forma acelerada”.

El líder del Partido de los Socialistas Democráticos y ex primer ministro, Milo Dukanovic, ya había calificado las elecciones parlamentarias del pasado 16 de octubre como un “referéndum” sobre la integración en la Alianza Atlántica.

El pasado 23 de abril, el mandatario declaró que la votación de este viernes tenía “un significado enorme” para el país.

Según Dukanovic, los que se oponen a esta unión abogan por “el sistema de valores y el modelo social y político de Rusia”, mientras que sus partidarios prefieren en cambio acercarse a la “más exitosa” Europa.

Jamás en la historia reciente, exceptuando el caso de Japón, rendido desde 1945 a los EEUU por mor de la bomba atómica, un país europeo, masacrado por la Organización Terrorista del Atlantico Norte, decide aliarse con quienes asesinaron a miles de personas inocentes.

Anuncios