La jornada de paro nacional en Brasil este viernes fue acatado por un gran porcentaje del sector petrolero.

Se habla de 35 millones de personas participando en esta huelga general, la más importante en las últimas tres décadas.

En Sao Paulo marcharon miles de personas hacia la casa de Michel Temer, pero fueron fuertemente reprimidos por la policía militar.

Anuncios