El desarrollo del sistema de defensa antimisiles de EE.UU. puede generar en Washington la tentación de empezar a actuar sin el visto bueno del Consejo de Seguridad de la ONU, como ya hizo al efectuar un ataque de misiles contra la base del Ejército sirio en Shayrat el pasado 7 de abril, ha declarado en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

Lo peligroso es que la presencia del paraguas antimisiles puede provocar una perniciosa ilusión de invulnerabilidad e impunidad”, ha estimado el Ministerio ruso.

Ello puede generar en los “cabezas locas” de Washington la tentación de dar nuevos pasos unilaterales, peligrosos en la resolución de los problemas globales y regionales, actuando en contra del Consejo de Seguridad de la ONU y del sentido común.

Según ha señalado el Ministerio ruso, a EE.UU. le preocupa que le puedan “denunciar por haber presentado acusaciones infundadas” contra otros países, así como por haber infringido acuerdos internacionales acerca del control de armamento, desarme y no proliferación.

Anuncios