Cataluña, una comunidad autónoma situada en el noreste de España que busca su independencia pese a la oposición frontal del gobierno del PP, ha desarrollado uno de los mayores centros tecnológicos en Europa.

Mientras las autoridades españolas tratan de captar más inversión extranjera en el sector, un buen número de firmas chinas ya se han establecido en esta región, contribuyendo al auge de la tecnología.

Anuncios