Corea del Norte ha condenado el sobrevuelo de dos bombarderos de la Fuerza Aérea de EE.UU. cerca de la península coreana en el marco de un entrenamiento conjunto con Corea del Sur y Japón.

Los dos bombarderos supersónicos B-1B Lancer participaron el lunes en un simulacro destinado a disuadir a Pionyang de preparar otro ensayo nuclear, según explicó el portavoz del Ministerio de Defensa de Corea del Sur, Moon Sang-gyun.

A su vez, la Fuerza Aérea estadounidense informó en un comunicado que los aviones habían despegado desde la isla de Guam, en el archipiélago de las Islas Marianas, para realizar ejercicios de entrenamiento con las Fuerzas Aéreas de Corea del Sur y Japón.

Anuncios