Después de bloquear varias escuelas secundarias en París el 5 de mayo por la mañana, los estudiantes movilizados por grupos de movimiento autónomo fueron dispersados ​​por la policía cerca de la Plaza de la Bastilla.

LOS ESTUDIANTES ESTÁN DISPUESTOS A COMENZAR UNA REVUELTA SIMILAR A LA DE MAYO DE 1968

Varios cientos de estudiantes de secundaria intentaron marchar en París desde la Plaza de la Bastilla, antes de ser rápidamente rodeados por fuerzas de seguridad el 5 de mayo.

En su protesta denuncian con pancartas y carteles su frustración ante los dos candidatos que han llegado a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, con quienes los jóvenes no coinciden en sus preferencias políticas.

La policía disolvió a los estudiantes por no haber solicitado, ante la Prefectura correspondiente, el permiso que se exige para una marcha.

Como ya sucediera en anteriores muestras masivas de protesta, los jóvenes franceses mostraron su frontal oposición a ambos candidatos presidenciales.

En anteriores manifestaciones pacíficas, organizadas en París por el llamado Movimiento Autónomo (colectivo antiliberal y de tendencia marxista) se dieron gritos contra Macron y Le Pen, llamado a la juventud a depositar su voto en blanco o elegir la abstención, como forma de protesta.

Los gendarmes, desplegados en la zona, impidieron durante dos horas que los manifestantes pudieran seguir su marcha por las calles de la capital francesa. No se reportaron incidentes.

Anuncios