Durante su intervención en el Foro de Cooperación Internacional de la Franja y la Ruta, celebrado en la capital de China, el presidente ruso Vladímir Putin hizo un llamado a renunciar a la retórica belicista para resolver los problemas de actualidad y superar el estancamiento económico global.

EL FORO EUROASIÁTICO CONVOCADO POR CHINA, REUNE A MÁS DE  70 NACIONES, QUE REPRESENTAN UNA POBLACIÓN DE 4 MIL MILLONES DE PERSONAS

Putin calificó el terrorismo internacional y “los antiguos conflictos regionales” como los “grandes desafíos” para el desarrollo global.

“Para solucionarlos [estos problemas], hay que, sobre todo, renunciar a la retórica belicista, a las acusaciones y los reproches mutuos que no hacen sino empeorar la situación. La lógica de los viejos enfoques no sirve para resolver ninguno de los problemas de la actualidad. Necesitamos unas ideas nuevas, libres de estereotipos”, declaró Putin.

El presidente ruso calificó la miseria y la “enorme brecha en el nivel de desarrollo” de los diferentes países y regiones como la fuente del extremismo y del terrorismo.

DOS VECINOS Y ALIADOS QUE EE.UU. Y LA UNIÓN EUROPEA TEMEN MÁS QUE A LA URSS DEL SIGLO XX

“No se pueden solucionar estas crisis sin superar el estancamiento económico global“, señaló.

Según el mandatario ruso, además, los modelos de desarrollo anteriores se han agotado, algo que pone en evidencia la vuelta del proteccionismo a la agenda política internacional.

“Los modelos y factores de desarrollo antiguos se ven casi agotados; en muchos países vive una crisis también el sistema del Estado social configurado en el siglo XX que hoy en día es incapaz de no solo garantizar un crecimiento sostenible del bienestar, sino también de mantenerlo en el mismo nivel”, dijo.

Al mismo tiempo, el problema de la “fragmentación económica y tecnológica” se ve agudizado por “las restricciones unilaterales e ilegítimas, que impiden la expansión de las tecnologías”, dijo Putin.

La gran asociación euroasiática

El líder ruso dijo estar convencido de que Eurasia es capaz de elaborar una agenda que abarque los asuntos de seguridad, las relaciones entre Estados, el funcionamiento de la economía, el ámbito social, los mecanismos de gestión y la búsqueda de nuevos motores de desarrollo.

“Creo que la unión de los proyectos de integración como la Unión Económica Eurasiática (UEE), la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), tiene el potencial de convertirse en la base de una gran asociación euroasiática”, declaró el mandatario.

Además, los países europeos miembros de la UE podrían participar en una asociación así, lo que la haría “realmente armonizada, equilibrada y universal“, agregó Putin.

Para impulsar esta cooperación, Vladímir Putin propuso llegar a un pacto euroasiático para simplificar las reglas comerciales, que profundizaría en los acuerdos sobre eliminación de barreras comerciales alcanzados en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en febrero de 2017.

Añadió que Rusia está dispuesta a invertir en empresas conjuntas en territorio de sus socios.

“Quisiera subrayar también que Rusia está dispuesta no solo a comerciar, sino también a invertir en las empresas conjuntas y las nuevas capacidades industriales en territorio de nuestros socios”, afirmó el presidente ruso.

Otro enfoque a la hora de abordar el acercamiento propuesto por Putin es el desarrollo de las infraestructuras, sobre todo el transporte.

En este sentido, la unión de la iniciativa Una Franja y Una Ruta con la Ruta Marítima del Ártico rusa “puede crear configurar un nuevo panorama logístico del continente, un factor clave para la exploración de los territorios y la activación de la economía y las inversiones”, afirmó.

El mandatario ruso llamó a eliminar los obstáculos para la integración en el continente creando sobre todo un sistema moderno de corredores de transporte.

En el campo logístico, Rusia está dispuesta a cooperar para crear una moderna infraestructura de transporte que saque partido de la situación geográfica única del país.

“Rusia, con su situación geográfica única, está preparada para esta labor conjunta; modernizamos de forma consecuente nuestra infraestructura marítima, ferroviaria y de transporte”, dijo Putin al añadir que unos recursos considerables se destinan en el acondicionamiento de la Ruta Marítima del Ártico para que se convierta “en una arteria de transporte global y competitiva”.

Añadió que los proyectos infraestructurales requieren cuantiosa inversión privada, por tanto es necesario crear “condiciones comprensibles, previsibles y cómodas para los inversores”.

Según Putin, a esta labor deben sumarse también las instituciones financieras recién creadas como el Banco del BRICS o el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura.

“Rusia ve en la futura Asociación Euroasiática no solo nuevos lazos entre los Estados y los mercados, sino un cambio político y económico en el continente que traerá paz, estabilidad, prosperidad y un nuevo nivel en la calidad de vida”, aseguró el presidente ruso.

Los habitantes de Eurasia “necesitan cosas muy claras: seguridad, un futuro con certidumbre y posibilidad de trabajar y aumentar el bienestar de sus familias”.

En este sentido, “la Gran Eurasia no es un proyecto geopolítico abstracto: es un verdadero proyecto de civilización dirigido al futuro”, precisó Putin.

https://mundo.sputniknews.com/politica/201705141069145935-vladimir-putin-mundo-presidente-ruso/

Anuncios