El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha señalado en su cuenta de Twitter que durante una reunión en la Casa Blanca, “quiso compartir con Rusia” información sobre terrorismo y seguridad aérea, y ha destacado que, como presidente de su país, cuenta con “absoluto derecho para hacerlo“.

¿POR QUÉ OSCURAS RAZONES SE QUEJA EL “WASHINGTON POST” DE LA COLABORACIÓN ENTRE EE.UU. Y RUSIA CONTRA EL TERRORISMO ISLÁMICO?

Trump ha señalado que defiende esta posición por razones humanitarias y asegura que desea que Rusia “intensifique su lucha contra el Estado Islámico y el terrorismo“.

Un artículo polémico

El pasado lunes, el diario estadounidense ‘The Washington Post’ publicó un artículo en el que aseguraba que el republicano compartió con el canciller ruso, Serguéi Lavrov, información sensible sobre el Estado Islámico, considerada como “alto secreto”, que ni siquiera había sido facilitada a los aliados de EE.UU.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, así como el canciller estadounidense, Rex Tillerson, han desmentido estas acusaciones, destacando que durante la reunión con Lavrov no se habló de los métodos o de las fuentes de Inteligencia estadounidense en su lucha contra el terrorismo.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia calificó de “falsa” la información y su portavoz, María Zajárova, aseguró que era consciente de las intenciones que tenían los medios estadounidenses de publicar una “noticia bomba” sobre la reunión.

A su vez, Dmitri Peskov, secretario de prensa del presidente ruso, tildó de “completa estupidez” la supuesta revelación del ‘Washington Post’.

CON ESTA FALSA PORTADA QUIERO SEÑALAR UN ABSURDO Y UNA LÓGICA DEDUCCIÓN: ¿SERÍA GRAVE QUE TRUMP INFORMARA A MOSCÚ DE LAS OPERACIONES CONTRA EL ISIS?
SOLO SI ESOS “ATAQUES” NO FUERAN TALES, SINO MÁS BIEN DESTINADOS A ARMAR A LAS BANDAS TERRORISTAS QUE OPERAN EN SIRIA, ALGO QUE EL “WASHINGTON POST” NO QUISIERA ADMITIR COMO VERÍDICO

Para el administrador de este blog el asunto sería de más enjundia. Tal y como vienen actuando los medios periodísticos estadounidenses y europeos en el tema del terrorismo islámico, que financian las dictaduras de Arabia Saudita y Qatar, no sería extraño deducir que también esas plataformas percibieran ciertas recompensas por seguir acusando a Damasco de los crímenes que comete el ISIS.

El millonario y mecenas del terrorismo “naranja” George Soros y el republicano John Mac Cain sintonizan en la misma frecuencia.

Por cierto, este último, cuyas fotografías junto a líderes del terrorismo islámico circulan en la red desde hace años, ha sido uno de los personajes que más ha alzado la voz contra Trump.

EL SENADOR JOHN MC CAIN CÓMPLICE Y PROTECTOR DEL TERRORISMO ISLÁMICO DESDE HACE MÁS DE 5 AÑOS

No cabe duda de que la corrupción periodística llega a extremos que superan lo que ellos mismos denuncian.

La Mafia Mediática no emite noticias, sino opiniones. No informa, sino dicta sentencia.

Defiende a los grupos terroristas que atentan en Siria como antes lo hicieron en Libia, como sostiene que la oposición en Venezuela es la víctima y el gobierno el verdugo.

Medios que siguen mostrando una fidelidad absoluta a las políticas criminales implementadas por el ex presidente Obama y la Unión Europea.

Resulta lógico que quienes están siendo salpicados por el dinero que alimenta el terror, sospechen que esos informes contengan datos “sensibles”.

El que algo teme, algo debe, dice el aserto.

Anuncios