El ejército árabe sirio avanza en su lucha para expulsar a las fuerzas yihadistas, en el este de Damasco. Los rebeldes huyeron a Idlib.

Además 600 de ellos depusieron las armas y se acogieron al plan de reconciliación nacional del presidente Bashar Al Assad.

Anuncios