Solo entre 2010 y 2012 el Gobierno chino “ejecutó” o encarceló a más de una decena de espías de la inteligencia estadounidense.

SE SUPONE QUE ANTES DE MANDARLES AL INFIERNO, EL GOBIERNO CHINO OBTENDRÍA DE LOS ESPÍAS Y AGENTES JUGOSA INFORMACIÓN SOBRE LA CIA Y SUS CONEXIONES EN AQUEL PAÍS ASIÁTICO

Al menos diez informantes de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA) habrían sido eliminados en China solo entre 2010 y 2012, socavando de esa manera las “operaciones de reconocimiento” puestas en marcha por las corporaciones injerencistas estadounidenses en este país asiático, según reconocen ex funcionarios y oficiales en activo, en condición de anonimato, citados por el periódico ‘The New York Times’.

Según ellos, esta lucha sistemática contra el espionaje de EE.UU. que conducía a la muerte o encarcelaba a los informantes de la CIA, afectó de manera considerable a las pretensiones estadounidenses y llegó a ser, durante décadas, uno de los mayores fracasos de las operaciones de Inteligencia del imperio norteamericano.

Sin embargo, las versiones de lo ocurrido difieren en algunos aspectos. Mientras algunos investigadores opinan que pudo haber espías que traicionaran a la CIA y filtrasen luego la información, otros creen que eran agentes chinos quienes ‘hackearon’ los sistemas encubiertos que EE.UU. utilizaba para comunicarse con sus fuentes extranjeras. Según los funcionarios de la central de inteligencia, estas discusiones siguen en marcha.

Tres de los oficiales citados por el diario NYT aseguraron que una de las víctimas de aquella labor de contraespionaje chino fue asesinada a disparos, justo frente a sus colegas, en el patio de un edificio gubernamental y que, probablemente, eso se convirtiera en un mensaje de advertencia para otros espías que pudieran trabajar para la CIA en este país asiático.

Según precisaron dos funcionarios estadounidenses de alto nivel, el número de agentes y espías de la CIA ultimados en China, pudo llegar a la veintena, lo que socavó la estructura de la agencia que EE.UU. llevaba años tratando de establecer.

Este descalabro se considera particularmente perjudicial para la agencia, ya que el número de espías asesinados rivaliza con los que perecieron en la extinta Unión Soviética y en la actual Rusia, tras los informes que los agentes Aldrich Ames y Robert Hansen facilitaron a la KGB desde 1979 al 2001.

En 2013, la inteligencia EE.UU. concluyó que la capacidad de China para identificar sus agentes había sido reducida y que la CIA continúa tratando de reconstruir su red de espionaje.

http://www.reuters.com/article/us-usa-china-espionage-idUSKCN18G0UM

Anuncios