Pobladores de la ciudad colombiana Buenaventura mantienen su paro cívico en espera de que el gobierno de Juan Manuel Santos les dé una respuesta a sus demandas históricas.

Para mañana se ha anunciado un plantón para rechazar la política de represión emprendida por las autoridades.

En la región del Chocó, departamento del norte de Colombia, miles de personas mantienen su paro cívico para exigirle al mandatario Juan Manuel Santos cumpla sus promesas de acuerdos previos, que tenían por objetivo mejorar la calidad de vida de esa región.

Solo en el puerto de San Buenaventura pasa el 70 por ciento del comercio exterior nacional que genera al año cinco billones 400 mil millones de pesos; cabe mencionar que hay un desempleo del 62 por ciento.

Las movilizaciones exigen la declaratoria de emergencia económica, social y ecológica en esa demarcación.

Por si ello no bastara, los pobladores de Buenaventura denunciaron que la única respuesta del gobierno hacia las protestas ha sido la represión violenta, ya que el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) disparó gases lacrimógenos contra los manifestantes, afectando también a niños que allí se encontraban, por lo que tuvieron que ser trasladados a un hospital para ser atendidos.

Los ciudadanos mantendrán las protestas hasta que el gobierno nacional responda a sus exigencias.

Anuncios