Los pobladores del departamento colombiano del Chocó, ubicado al noroeste del país, luchan por permanecer en su territorio frente al avance del paramilitarismo y la destrucción de sus recursos naturales por parte de empresas mineras.

Más del 60 por ciento de los habitantes del Chocó enfrentan la pobreza extrema y la población sobrevive en medio de diversas violencias: la de grupos armados, la de grandes intereses económicos y la del Estado colombiano

Anuncios