Ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la economía de la nación amenaza con adquirir una doble velocidad en la que prevalecerá una mayor oferta de fuentes de empleo pero con sueldos más bajos.

En un reciente informe, el gobierno informó que la tasa de desempleo cayó a un 4.6%, su cifra más baja desde 1975. Sin embargo los salarios ha registrado una caída en los últimos tres años.

Anuncios