En los ataques reivindicados por Daesh desde 2014 en Europa, fueron 594 personas las que murieron en atentados. A pesar de que registró una caída en su terreno en Siria e Irak, el Estado Islámico (EI) multiplica sus acciones en el viejo continente.

En el gráfico que mostramos se recoge datos sobre los daños causado por los ataques del estado islámico en Europa y Turquía. Todas las acciones sangrientas fueron reivindicadas por la organización terrorista que financia Arabia Saudita y arman EEUU, Israel y la Unión Europea.

Turquía (290 muertos) y Francia (239 muertos) parecen ser los países que pagaron el precio más alto. Le sigue Bélgica con 36 muertes, el Reino Unido, con 27 muertes, 12 víctimas mortales en Alemania y dos muertos en Dinamarca.

Sin embargo, el grafico no refleja las 12 personas que murieron en la masacre perpetrada por los hermanos Kouachi contra la redacción de Charlie Hebdo el 7 de enero de de 2015, lo que elevaría el número de muertes a más de 600.

Es cierto sin embargo que el ataque contra el semanario satírico fue perpetrado por dos terroristas en nombre de Al Qaeda, aunque sus miembros trabajan en colaboración con el ISIS.

Anuncios