(Por JOSÉ MELQUIADES/CANARIAS-SEMANAL.ORG)

Para que se tenga una idea del grado de organización de la componenda imperialista y sus secuaces contra Venezuela basta mirar el mapa de agresiones perpetradas contra sus sedes diplomáticas en Europa y nacionales residentes en el exterior.

LA CONNIVENCIA DE LA POLICÍA CON LAS AGRESIONES DE LAS MESNADAS ANTICHAVISTAS ES TAN CLARA COMO DEFINITORIA DEL ULTRADERECHISMO QUE DISTINGUE A LOS UNIFORMADOS DEL VIEJO CONTINENTE

En total, han sido 21 los ataques efectuados a lo largo y ancho del viejo continente.

Encabeza la lista el Reino Unido con 5 agresiones, le sigue Bélgica con 3 atentados; Alemania, España e Italia con 2; y con -al menos 1 encerrona- Chipre, Grecia, Suiza, Francia, Dinamarca y Suecia.

Como se conoce, en política no existen casualidades, la coordinación, el alcance y las formas de estas acometidas lo demuestran.

Su objetivo no es otro que el de crear –junto a la guerra psicológica que encabezan los medios, las guarimbas, el injerencismo diplomático y la contienda económica que les da oxigeno- el clima necesario para lanzar una agresión contra el país latinoamericano.

Significativamente, ha sido Europa el continente con mayor incidencia de acciones provocadoras y violentas que el presidente de Venezuela Nicolás Maduro calificó como “escalada fascistas dirigida desde los Estados Unidos.

Anuncios