Alemania va a solucionar el problema de los suministros de gas a sus regiones occidentales al importar gas natural licuado de Estados Unidos aunque sería más fácil y barato construir una prolongación del gasoducto ruso Nord Stream.

NO SON LOS PRIMEROS MINISTROS Y PRESIDENTES DE GOBIERNO QUIENES DECIDEN EN OCCIDENTE, SINO SUS EMPRESARIOS

Una tercera parte de las importaciones de gas en Alemania provienen de los Países Bajos, pero sus reservas se están agotando. El Gobierno holandés decidió dejar de exportar este hidrocarburo para el año 2030.

Esta decisión afectaría a unos cinco millones de hogares en el oeste y el norte de Alemania, mayormente en el estado Renania del Norte-Westfalia.

Anteriormente la compañía Thyssengas, que es responsable de la distribución de gas en la región, consideraba a Gazprom como un posible suministrador de este combustible.

La extensión del gasoducto ruso Nord Stream podría ser una de las soluciones al problema del gas en Alemania: este sería un ramal de 100 kilómetros que costaría unos 300 millones de euros.

Cuando la alemana Thyssengas pasó a pertenecer a la francesa Électricité de France (EDF) y la holandesa DIF, la compañía cambió de enfoque.

https://mundo.sputniknews.com/europa/201706031069671418-alemania-compra-gas/

Anuncios