La Guardia Revolucionaria de Irán sostiene en un comunicado que Arabia Saudita está detrás de los atentados que le han segado la vida este miércoles a 12 personas en Teherán, informa Reuters.

“Este ataque terrorista ha ocurrido solo una semana después de la reunión entre el presidente de EE.UU. [Donald Trump] y los líderes [de Arabia Saudita] que apoyan a los terroristas. El hecho de que Estado Islámico haya reivindicado su autoría demuestra que estaban involucrados en el brutal ataque”, reza el escrito.

“No hay duda de que vamos a vengar el ataque de hoy en Teherán; pagarán los terroristas, sus socios y sus partidarios”, ha indicado el general de brigada Hossein Salami.

“En el pasado ya hemos demostrado que no dejamos ni una gota de sangre inocente derramada en suelo iraní sin venganza”, ha advertido.

Arabia Saudita no quiere un Irán estable

“Arabia Saudita no quiere ver un Irán estable y seguro que aumente cada día su poderío e influencia en la región de Oriente Medio”, donde Riad “se autoproclama como el padrino de otros países árabes”, ha declarado a RT el analista internacional Rasoul Goudarzi, añadiendo que los atentados “se deben a esa tensión que se vive entre Irán y Arabia Saudita”. “Hasta cierto punto se puede acusar a Arabia Saudita de estar detrás”, asegura.

Además, Goudarzi hace referencia a un mensaje de Twitter publicado por el ministro de Exteriores saudita, Adel al Jubeir, apenas unas horas antes de los ataques, en el que indica “que Irán debe ser castigado por su apoyo al terrorismo”.

“También hace un mes un príncipe saudita declaró que todo lo que está pasando en Irak y Siria, la guerra, el conflicto y las tensiones que se viven allí, deben extenderse al territorio iraní”, explica.

Anuncios