La portavoz oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, invitó a viajar a Siria a la conocida presentadora de la cadena CNN Christiane Amanpour para hacerle una entrevista sincera al niño de Alepo, Omran Daqneesh.

UN AÑO DESPUÉS, LOS PADRES DEL “NIÑO DE ALEPO” DENUNCIAN CÓMO LOS “CASCOS BLANCOS” SE DEDICABAN A HACER FOTOS DE SU HIJO, PARA EXHIBIRLAS COMO PRESUNTA PRUEBA DE UN ATAQUE QUE NO FUE PERPETRADO POR LA AVIACIÓN RUSA, SINO POR LOS MISMOS TERRORISTAS QUE PROTEGEN LOS “CASCOS CRIMINALES”

Omran es un chaval sirio, cuya fotografía se convirtió en 2016 en un símbolo de la trágica situación de la infancia en el país árabe.

El pequeño acaparó la atención de los medios de comunicación después de que las imágenes de sus lesiones, causadas supuestamente por un ataque ruso a la localidad de Alepo, se hicieran virales en internet.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Ígor Konashénkov, negó las informaciones de los medios extranjeros sobre supuestos ataques aéreos en el distrito donde vivía el niño.

Según Konashénkov, las fuerzas aéreas rusas jamás apuntaron a objetivos civiles dentro de los núcleos urbanos de ciudades y pueblos.

Más tarde, en una entrevista, la periodista Christiane Amanpour le mostró una foto de Omran al canciller ruso, Serguéi Lavrov, afirmando que se trataba de “un crimen contra la humanidad”.

De acuerdo con Zajárova, toda la situación en torno al pequeño fue completamente manipulada por presuntos defensores de los derechos humanos y supuestos periodistas, Amanpour incluida.

Christiane Amanpour, la estamos esperando a usted en Alepo“, anunció la representante del Ministerio de Exteriores ruso.

Zajárova ofreció a la periodista viajar a Siria para realizar una “entrevista de verdad, no una falsa” a la familia Daqneesh, si es que tiene un gramo de “valor y ética para hacerlo”.

El padre de la víctima, Muhamad Heir Daqneesh, ya había dicho, en una entrevista con la agencia de RT Ruptly, que la gravedad de las lesiones de su hijo había sido exagerada y que sus fotografías estaban siendo usadas con fines propagandísticos.

“Soy Mohammad Kheir Daqneesh, padre de pequeño Omran. Aquí, en el este de Alepo, hubo mucha confusión con los militantes de la oposición y su propaganda. Gracias a Dios, el niño está bien, solo sufrió lesiones menores pero, muchas veces, en sus medios los militantes declararon que había muerto. Más tarde, empezaron a difundir que estaba vivo”, ha contado a Ruptly.

Más información sobre las declaraciones de Mohammad en la web

https://actualidad.rt.com/actualidad/240580-nino-alepo-siria-padre

https://mundo.sputniknews.com/rusia/201706081069811296-zajarova-sonsejo-cnn-nino-sirio/

Anuncios