Tras la participación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump en la reunión del G7 con el objetivo de recrudecer las políticas de sanciones contra Rusia, el gobierno del Kremlin potencia nuevas vías para elevar el curso de su economía.

Anuncios