China realizó durante dos días sus estrictas pruebas de ingreso a la universidad, conocidas como “gaokao”, que cada año moviliza a unos 9 millones de estudiantes para acceder a 6 millones de plazas.

EN CHINA, POSEER UN TÍTULO UNIVERSITARIO ES VITAL PARA CONSEGUIR UN BUEN PUESTO DE TRABAJO (EN ESPAÑA NO ES GARANTÍA DE NADA)

Cada mes junio, millones de estudiantes en China se enfrentan a una prueba que podría marcar sus vidas para siempre.

El Gaokao (que significa examen superior), es el ejercicio anual de acceso a la universidad en el gigante asiático, que se ha convertido en uno de los pocos fenómenos capaz de paralizar al país más poblado del mundo.

Este año cerca de 9,4 millones de alumnos de preuniversitario se sometieron, durante dos días, a este examen célebre por su exigencia e intensidad, que otorgará alrededor de seis millones de plazas para estudios superiores.

Considerado en esta nación como la gran apuesta al futuro académico, se trata de cuatro test de tres horas de duración, donde cada provincia determina su propia serie de preguntas que ponen a prueba los conocimientos de los bachilleres en tres materias obligatorias: Chino, Matemáticas e Inglés y una optativa de ciencias (Biología, Química, Física) o Humanidades (Geografía, Historia, Política).

 

Anuncios