Francia elige hoy a los 577 diputados (incluyendo a los 11 que representarán a los ciudadanos residentes en el extranjero.

SI EL PARTIDO ARTIFICIAL DE MACRON LOGRARA LA MAYORIA ABSOLUTA EN ESTA PRIMERA VUELTA, FRANCIA ESTARÍA GOBERNADA DURANTE 5 AÑOS POR UN COLECTIVO TAN DERECHISTA COMO EL DE MARIANO RAJOY

En caso de que en esta primera vuelta ningún partido consiguiera la mayoría absoluta, se realizará una segunda ronda de votación el próximo domingo, a la que acudirían aquellos candidatos que hayan obtenido más del 12,5 por ciento de los votos.

Si esta premisa no se cumpliera o solo uno de los candidatos alcance la cantidad requerida, el día 18 de junio se celebraría la segunda jornada en la que se enfrentarían los dos partidos que hubieren recibido el mayor número de votos en esta primera vuelta.

En total, se presentan 7.882 candidatos, que renovarán la Asamblea Nacional, cámara baja del parlamento francés. El mandato de los nuevos diputados electos durará cinco años.

Señalar que la edad promedio de los aspirantes es de 48 años y que más del 42 por ciento son mujeres. En el parlamento saliente, ellas representaban tan solo el 26,9 por ciento de los diputados, apenas 155 de los 577 que forman la asamblea.

Los partidos en disputa son:

La República en Marcha: El partido de Macron, favorito en los medios, es el preferido por el empresariado, los banqueros y la alta burguesía, el más promocionado en las cadenas públicas y privadas, al que las encuestas otorgan la mayoría absoluta en esta primera vuelta, lo que el periodista Luis Rivas califica en Sputnik como “el partido único” que gobernaría Francia con la misma comodidad que Felipe González en la España de 1982.

Los Republicanos: El partido del ex presidente Nicolas Sarkozy (aunque este ya se haya echado a un lado) busca la revancha, tras la caída de su candidato en las presidenciales, François Fillon (19% por ciento en la primera vuelta), por escándalos de corrupción.

Francia Insumisa: El movimiento liderado por el socialdemócrata Jean-Luc Mélenchon aspira imponerse como fuerza de la oposición, aunque el Partido Comunista haya abandonado la coalición trotskista, a la que los sondeos otorgan al menos 15 diputados.

Frente Nacional: El partido de Marine Le Pen, animado por los excelentes resultados de las presidenciales (33,9 por ciento), espera contar con sus 10,7 millones de electores para convertirse en la principal fuerza de oposición del país, aunque la candidata haya recibido un trato mediàtico tan humillante como escaso. No obstante, los partidarios de Le Pen esperan obtener no menos de 50 escaños.

Y por último:

Partido Socialista: Tras el batacazo en las presidenciales (6,3 por ciento para su candidato Benoît Hamon), el PSF que gobernó el país durante los últimos cinco años bajo la presidencia de Hollande, busca a toda costa evitar un colapso generalizado.

Señalar que su electorado se ha dividido en dos tendencias. Una parte se unió al movimiento de Macron (con el ex primer ministro Manuel Valls, al frente) mientras que otros optaron por Mélenchon.

La solución, a las 10 de la noche de hoy. Bonne Chance, France¡.

Anuncios