Archive for 13 junio, 2017



Que la mayor parte de los diarios occidentales hayan dedicado primeras planas a la primera victoria del partido Francia en Marcha, utilizando titulares  como “Macron robustece su liderazgo“, “El Efecto Macron“, “La Ola Macron” o “Macron arrasa” causan más risa que deseos de seguir leyendo, ante la debacle de la democracia representativa que atraviesa la patria de la Revolución de 1790.

El descaro y la gilipollez periodísticas parece que caminan sin freno, hacia el mismo final que el de esa clase de elecciones amañadas desde los medios de comunicación, por órdenes de la banca privada y el gran empresariado, que en definitiva (para eso existe Bilderberg) son las cloacas doradas de donde parten las “orientaciones” hacia los votantes, convertidas en presencia constante en los medios del Delfín de François Hollande, ex presidente que ha enterrado al Partido Socialista francés.

En cualquier consulta donde el número de electores/as es tanta como en el vecino país (47 millones), la probabilidad de que un solo voto afecte al resultado final es tan baja como la de que Cristiano Ronaldo celebre un gol con cierto grado de humildad.

En los países europeos, dotados de leyes que castigan a los partidos pequeños, se prioriza a los grandes colectivos y se distribuyen de forma aviesa los votos, utilizando normas proporcionales tan injustas e ilegítimas como la D’Hont.

Resulta lógico que ante ese escenario y tras veinte lustros experimentando la forma de que la democracia beneficie, no al pueblo, sino a quienes detentan el poder económico, se debata lo que los expertos llaman “la teoría de la elección racional“, ya que racionalmente, una persona dotada de una inteligencia media debería no votar.

Item más. En ese juego en el que se ha convertido la democracia representativa, aplicando la lógica más elemental (que demuestra que un voto no cambia nada),  la participación en elecciones en grandes países debería ser cero.

Volviendo al fracaso de estos comicios en Francia, los medios hegemónicos olvidan voluntariamente que 25 millones de ciudadanos/as, por vez primera en la historia de unas elecciones legislativas, han demostrado que la racionalidad es mayoritaria.

A la insólita abstención del 51’29%  se une otro hecho singular. De los 22 millones que cumplieron su “compromiso político”, tan sólo 7 y medio optaron por Francia en Marcha.

Una Marcha bastante pobre, a tenor de un dato apabullante: el partido de Macron detentaría la mayoría absoluta de la Asamblea Nacional, contra la voluntad de 39 millones y medio de paisanos/as. A eso le llaman democracia.

Una palabra que en boca de Macron o Rajoy, Sánchez o Iglesias, Trump o May, Rufián o Rivera, resulta despreciable.

Ojalá ese desdén hacia las urnas gane adeptos, hasta que la democracia participativa se imponga por pura racionalidad y sentido común.


¿De qué estamos hablando cuando reclamamos la democratización de la comunicación y de la información? ¿Hablamos solo de redistribución de frecuencias radioeléctricas para garantizar el derecho humano a la información y la comunicación?

EL MUNDO CAMBIA SÍ, PERO EL TEMA DE LA COMUNICACIÓN, DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL, SIGUE SIENDO FUNDAMENTAL PARA EL FUTURO DE LA VERDADERA DEMOCRACIA

¿De qué forma la redistribución equitativa de frecuencias —éstas patrimonio de la humanidad— entre los sectores comercial, estatal o público, y popular (comunitario, alternativo, etc.) puede garantizar la democratización de la comunicación e impedir la concentración mediática?

A veces pienso que nos instan, nos empujan a pelear en campos de batalla equivocados o perimidos, mientras se desarrollan estrategias, tácticas y ofensivas en nuevos campos de batalla.

El mundo avanza, la tecnología avanza… y pareciera que nosotros —desde lo que llamamos el campo popular— seguimos aferrados a los mismos reclamos, reivindicaciones de un mundo que ya (casi) no existe.

El mundo cambia sí, pero el tema de la comunicación, de los medios de comunicación social, sigue siendo, como en 1980 cuando el Informe Mc Bride, fundamental para el futuro de nuestras democracias.

El problema de hoy es la concentración oligopólica: 1500 periódicos, 1100 revistas, 9000 estaciones de radio, 1500 televisoras, 2400 editoriales están controlados por sólo seis trasnacionales. Pero ese no es el único problema.

Hoy los temas de la agenda mediática tienen que ver con la integración vertical de proveedores de servicios de comunicación con compañías que producen contenido, la llegada directa de los contenidos a los dispositivos móviles, la trasnacionalización de la comunicación y su cortocircuitos con los medios hegemónicos locales, los temas de la vigilancia, manipulación, transparencia y gobernanza en internet, el “ruido” en las redes y el vídeo como formato a reinar en los próximos años.

Estos son, hoy en día, juntos al largamente anunciado ocaso de la prensa gráfica y la vigencia de la guerra de cuarta generación y el terrorismo mediático, los vértices fundamentales para reflexionar sobre el tema de la democracia de la comunicación, mirando no hacia el pasado, sino hacia el futuro que nos invade.

Hipotéticamente, si realmente en nuestra región, el 33% de las frecuencias fueran concedidas a los medios populares, ¿quién abastecería de contenidos a tal cantidad de canales y radios?

Entonces, ¿de qué estamos hablando cuando reclamamos la democratización de la comunicación y de la información?

Los que controlan los sistemas de difusión, cada vez más inalámbricos, satelitales, eligen, producen y disponen cuáles serán los contenidos, en una planificada apuesta por monopolizar mercados y hegemonizar la información-formación del ciudadano.

¿Adiós televisión? Controlar los contenidos

Pasaron 140 años desde que Alexander Graham Bell utilizó por primera vez su teléfono experimental para decirle a su asistente de laboratorio: “Señor Watson, venga, quiero verlo“. Su invención transformaría la comunicación humana y el mundo. La empresa creada por Bell creció hasta transformarse en un inmenso monopolio: AT&T.

El gobierno estadounidense consideró luego que era demasiado poderosa y dispuso la desintegración de la gigante de las telecomunicaciones en 1982… pero AT&T ha regresado, anunciando la adquisición de Time Warner, una de las principales compañías de medios de comunicación y producción de contenidos a nivel mundial, para conformar así uno de los más grandes conglomerados del entretenimiento y las comunicaciones del planeta.

La fusión propuesta, que aún debe ser sometida a estudio por las autoridades, representa desde ya no solo una significativa amenaza a la privacidad y a la libertad básica de comunicarse, sino también un cambio paradigmático en lo que a lo que hoy entendemos como comunicación. Sería la mayor adquisición hasta la fecha y llegaría un año después de que AT&T comprara a DirecTV.

AT&T ES HOY LA DÉCIMA ENTRE LAS 500 COMPAÑÍAS MÁS GRANDES DE ESTADOS UNIDOS QUE CONTROLA DIRECT TV Y PODRÍA LLEGAR A FISCALIZAR EL ACCESO A INTERNET DE CIENTOS DE MILLONES DE PERSONAS

AT&T es hoy la décima entre las 500 compañías más grandes de Estados Unidos y si adquiriera Time Warner, que ocupa el lugar 99 de la lista Forbes, se crearía una enorme corporación, integrada verticalmente que controlaría no solo una amplia cantidad de contenidos audiovisuales, sino o la forma en que la población accedería a esos contenidos.

Según Candace Clement, de Free Press, esta fusión generaría un imperio mediático nunca antes visto. AT&T controlaría el acceso a Internet móvil y por cableado, canales de televisión por cable, franquicias de películas, un estudio de cine y televisión y otras empresas de la industria.

Eso significa que AT&T controlaría el acceso a Internet de cientos de millones de personas, así como el contenido que miran, lo que le permitiría dar prioridad a su propia oferta y hacer uso de recursos engañosos que socavarían la neutralidad de la red.

“En lugar de restringir, es necesario expandir el acceso a la información”

El mundo no es el mismo de antes (tampoco el del 1980 cuando el Informe McBride), aunque tanto derecha como izquierda crean que seguimos en 1990.

Es difícil, a quienes como uno vienen de la época de la tipografía y la linotipia, de los télex y teletipos —o del dogmatismo y la repetición de consignas—, asimilar los cambios tecnológicos y la realidad del mundo actual, del big data, de la inteligencia artificial, de la plutocracia…

Según los últimos cálculos, en el mundo hay unos 10 zetabytes de información (un zetabyte es un 1 con 21 ceros detrás), que si se ponen en libros se pueden hacer nueve mil pilas que lleguen hasta el sol.

Desde 2014 hasta hoy, creamos tanta información como desde la prehistoria hasta el 2014. Y la única manera de interpretarlos es con máquinas.

El Deep Learning es la manera como se hace la Inteligencia Artificial desde hace cinco años: son redes neuronales que funcionan de manera muy similar al cerebro, con muchas jerarquías. Apple y Google y todas las Siri en el teléfono, todos lo usan.

Google como medio masivo

El Big Data permite a la información interpretarse a sí misma y adelantarse a nuestras intenciones, cuánto saben las grandes empresas de nosotros, y lo que más le preocupa: lo fácil que está siendo convertir la democracia en una dictadura de la información, haciendo de cada ciudadano una burbuja distinta.

Si uno tiene Gmail en su celular con wifi, puede ver en Google Maps un mapa mundial que muestra dónde estuvo cada día, a cada hora, durante los últimos dos o tres años (no tiene por qué creerme: vea http://www.google.com/maps/timeline).

Es una información que uno les permite coleccionar al aceptar los términos de licencia cuando instala la aplicación.

También las empresas telefónicas, que uno supone que sólo nos cobran el plan, hacen buenos negocios con nuestros datos.

Por ejemplo, Smart Steps es la empresa de Telefónica que vende los datos de los celulares Movistar. De la noche a la mañana, la gente pasó a tener un sensor de sí mismo 24 horas al día.

Hoy se puede saber dónde están las personas, pero también qué compran, qué comen, cuándo duermen, cuáles son sus amigos, sus ideas políticas, su vida social.

SEGUIR LEYENDO ORIGINAL


Mucho se ha escrito sobre las huellas dejadas por el libro ‘Cien años de soledad‘ y el disco ‘Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band‘, en sus ámbitos de influencias.

“LA ÚNICA NOSTALGIA COMÚN QUE UNO TIENE CON SUS HIJOS SON LAS CANCIONES DE LOS BEATLES” (Gabriel Garcia Márquez)

Pero se ha escrito menos sobre los puntos de coincidencia entre la cuarta novela de Gabriel García Márquez y el octavo disco de estudio de Los Beatles, lanzados ambos hace 50 años por estas fechas.

El 30 de mayo de 1967 la editorial Sudamericana publicó en Buenos Aires ‘Cien años de soledad‘; dos días después, el 1º de junio, salió en el Reino Unido el ‘Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band‘.

La cercanía de sus apariciones apenas sería una coincidencia fortuita si otros detalles, extraños a las atingencias temporales, no atrajeran la atención.

La alusión a la soledad en sus títulos es uno de ellos, la soledad nacida de la falta de amor en la familia Buendía, la soledad como preocupación existencial a la que se le canta en el disco:

“¿Qué es lo que hago cuando mi amor está lejos? ¿Te preocupa estar sólo?  ¿Cómo me siento al final del día? ¿Estás triste porque estás sólo?”

(‘With a little help from my friends‘).

O el aliento surreal de ‘Lucy in the Sky with Diamonds‘:

“Imagínate en una barca en un río, con árboles de mandarinas y cielos de mermelada”—, el mismo aliento que palpita con naturaleza cotidiana en cada página de ‘Cien años de soledad’, bajo el nombre de realismo mágico.

O las muchas interpretaciones que merecieron tanto la portada del ‘Sgt. Pepper’s’ (el mito de la muerte de Paul McCartney en 1966 tiene en ella uno de sus pilares), como la diseñada para la segunda edición de la novela de García Márquez por el artista mexicano Vicente Rojo, quien invirtió la ‘E’ de ‘soledad’ para evidenciar el caos narrativo de la historia y desató las más disímiles conjeturas por ello.

(Hasta se ganó la queja de un librero, valga la digresión, que se puso a recortar y enderezar a mano, en libros ya impresos para la venta, lo que consideró un error de tipografía no advertido).

Otro ejemplo pertinente de coincidencias sería el hecho de que las dos obras —paridas por la posmodernidad, de ahí el carácter polifónico de ambas y el gusto por el pastiche y la apropiación— comparten pareja vocación por difuminar las fronteras establecidas entre lo culto y lo popular.

Para el ‘Sgt. Pepper’s’, Los Beatles recabaron la colaboración de cuarenta músicos clásicos; con ‘Cien años de soledad’, García Márquez logró escribir una novela ‘seria’ que se convirtió en un éxito de masas, una novela mayor que “se vende en todas partes como salchichas calientes”, para decirlo con palabras del propio autor.

En materia de recursos artísticos, el empleo de la narración enmarcada es un procedimiento compartido por ambas obras.

Se trata de una técnica en la que se incluyen uno o más relatos en el cuerpo de la narración principal, al estilo de ‘Las mil y una noches’, por citar uno de sus exponentes más conocidos, que es a la vez una influencia evidente en ‘Cien años de soledad’.

Si en la novela de García Márquez muchas historias emanan del relato principal sobre la familia Buendía —entre ellas, digamos, “la increíble y triste historia” que se cuenta en un par de páginas sobre “la cándida Eréndira y su abuela desalmada”—, en el ‘Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band’, el segundo tema, ‘With a little help from my friends‘, deriva de la primera canción (que da nombre al disco) y en la cual se presenta al ficticio Billy Shears como intérprete, junto a su banda, de ese y los demás temas del disco.

Algo de metaficción hay en todo ello, pues se hace consciente al oyente del carácter ficcional de la propuesta, como mismo ocurre en la novela del escritor colombiano y premio Nobel de Literatura con la inclusión de personajes salidos de las ficciones de otros autores: el Víctor Hugues del cubano Alejo Carpentier, el Lorenzo Gavilán del mexicano Carlos Fuentes y el Rocamadour del argentino Julio Cortázar.

A niveles más puntuales de coincidencia se pueden señalar las similitudes entre los personajes de una y otra obra.

En ‘She’s Leaving Home‘, sexto tema de la cara A del disco de Los Beatles, Lennon y McCartney refieren la historia de una joven que huye de su casa un “miércoles a las cinco de la madrugada” tras dejarle una nota a sus padres “con la esperanza de que lo explique todo”.

Inspirada, al parecer, en la historia verídica de una chica llamada Melanie Coe, la esencia de la misma se replica en la anécdota de una joven que en la vida real se fuga con su novio también en la madrugada y que transpone García Márquez, en clave de realismo mágico, en la historia de la ascensión al cielo de Remedios la Bella.

La misma clave que serviría para descubrir a William Kite —el artista circense mencionado en un afiche del siglo XIX que inspiró a Lennon para componer ‘Being for the Benefit of Mr. Kite!‘— como uno más de la tribu de gitanos trotamundos que llevaron el hielo a Macondo “como una simple curiosidad de circo” y con los que se fugó aún adolescente José Arcadio Buendía.

Y si McCartney retomó una canción compuesta en su adolescencia llamada ‘When I was about 15‘ —”una de esas canciones que siempre están a la mitad, y que pasa el tiempo y siguen en ese estado”, según dijera Lennon, una canción que Los Beatles tocaban cuando aún no llevaban ese nombre— y la incluyó en el ‘Sgt. Pepper’s’ rebautizada como “When I’m Sixty-Four“, no se debe olvidar que según el propio García Márquez empezó a escribir “Cien años de soledad” a los 18 años bajo el título de ‘La casa’, pero la abandonó por no contar con las herramientas de literato necesarias para llevar a buen puerto aquel proyecto.

En la nota escrita por García Márquez a raíz del asesinato de John Lennon (“Sí: la nostalgia sigue siendo igual que antes”, 16 de diciembre de 1980), el colombiano recuerda que en 1963 oyó “por primera vez de un modo consciente una canción de Los Beatles” y descubrió “que el universo estaba contaminado por ellos”.

Lo que nunca vislumbró, quizás porque forma parte de esos azares tan venturosos que tiene el arte, es que su novela cumbre y el álbum más celebrado del cuarteto inglés iban a compartir parejo destino de publicación y trascendencia.

Algo de ese destino compartido habría podido intuirlo en el rechazo inicial de su novela por parte de la editorial Seix Barral, que no dista mucho, por la magnitud del desacierto, del que en su momento sufrieron Los Beatles por parte de la discográfica Decca Records.

Por demás, seguro estoy de que una puesta al día de la icónica portada del ‘Sgt. Pepper’s’ no podría dejar de incluir a Gabriel García Márquez en su galería de personajes famosos y una edición cualquiera de ‘Cien años de soledad’ entre los disímbolos objetos que en ella aparecen, quizás porque “la única nostalgia común que uno tiene con sus hijos —García Márquez dixit— son las canciones de Los Beatles“.

…Y la lectura deslumbrante y gozosa de ‘Cien años de soledad’, me atrevería a concluir yo.


DONDE NO HAY PUBLICIDAD, RESPLANDECE LA VERDAD Y DONDE HAY PROMOCIÓN, SALE UNA DEPOSICIÓN

La emoción que provoca la moción de censura de un Club algo caradura, al no llevar levadura vale como promoción.

Ante la televisión, sin contar con la hermosura, se cuenta con la pasión del verbo y la presunción de expulsar a un presidente, cuyo gobierno censura tanto o más que aquel cabrón que gobernó en dictadura.

Y es que Pablito, El Figura, necesita más antena. La moción no es segura, la propuesta es algo oscura, pero en aquesta aventura, algún día la elección le pasará una factura. Dicen que hay buena intención, yo diría que prematura.

Me sale del corazón decir que aquella moción se halla en cama y está en coma, y además es algo impura, huele a plasma y a locura por chupar televisión, aunque sea telebasura. Menuda caricatura,

De eso se trata, ¡oh impostura¡… ¡Sonido, claqueta, acción¡… Lo manda la dirección. Aquí hay mucha corrupción, mucha estafa, huele a usura.

Echaremos a Rajoy, sin mociones de censura, sin alharacas, chaval, sin publicidad impura. Quien firma esto, te lo jura.

Además de tu canción, hay muchas más partituras.

 

 


El ministro venezolano de Comunicación Ernesto Villegas, declaró en el marco del Foro Internacional de Psicología, realizado en Caracas, que “el ciudadano de hoy se ve expuesto a juicios expréss, reducidos a 140 caracteres, que establecen automáticamente la responsabilidad de fulano, mengano, o perengano, en un determinado hecho complejo”.

En ese tenor, el ministro analizó el lenguaje usado por medios de comunicación y redes sociales contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, al que acusan de diversos hechos, sin pruebas.

Por ello presentó una investigación en la que puntualizó cómo operan los actos violentos de la oposición.


“SOCIALISTAS” COMO TONY BLAIR, FELIPE GONZÁLEZ, FRANÇOIS HOLLANDE O MICHELE BACHELET, DEMUESTRAN QUE EL FASCISMO FUE Y ES LA BASE DE SU IDEOLOGÍA. SOLO UNA NEONAZI ES CAPAZ DE ALENTAR LA INJERENCIA CONTRA UN PUEBLO HERMANO

A la virulenta campaña diplomática que acompaña la embestida imperialista contra el proyecto bolivariano de Venezuela se acaba de sumar la voz de la presidenta “progresista” de Chile, Michelle Bachelet.

Así se hizo patente durante la entrevista que Bachelet concedió el pasado sábado a la revista estadounidense Time, en la que aseguró que en Venezuela “no se respetan las leyes y el gobierno encarcela por razones políticas”.

Según la mandataria chilena, en Venezuela, para que se resuelva la violencia, “debe cumplirse la ley y los prisioneros políticos deben ser liberados”.

En su interpretación sobre la actual situación de violencia que vive el país sudamericano, Bachelet consideró como vía de “solución pacífica” la participación de otros gobiernos de la región.

En este sentido, la mandataria recordó los acuerdos establecidos con la presencia de Brasil, Argentina y Uruguay para “el logro de la paz”.

Bachelet consideró igualmente necesario para acabar con la violencia en las calles de Venezuela la adopción de dos medidas primero: la reinstauración del poder constitucional de la Asamblea Nacional y la adopción por parte del gobierno venezolana de un cronograma con vistas a la celebración de unas nuevas elecciones.

De esta forma, la presidenta de Chile hacía suyo el argumentario de la oposición derechista, obviando el desacato cometido por la Asamblea Nacional al permitir la actuación de diputados electos de forma fraudulenta o el hecho de que la institucionalidad de la República Bolivariana no contempla la celebración de los comicios reclamados por la derecha.

Bachelet calló también, intencionadamente, acerca del carácter del conflicto que actualmente se desarrolla en Venezuela, con claras analogías con el que sufrió el gobierno de Salvador Allende en Chile antes del Golpe de Estado de 1973 encabezado por Augusto Pinochet, la violencia organizada por la oposición como parte del plan para derrocar al Ejecutivo de Maduro y la probada implicación de los Estados Unidos en todo el proceso desestabilizador.

No es necesario , en definitiva, ser un versado analista para apercibirse de la total coincidencia de las declaraciones de Michelle Bachelet con las matrices que los medios occidentales difunden acerca de lo que sucede en Venezuela.

Las palabras de la que muchos consideran aún como un exponente del “progresismo” latinoamericano coinciden, milimétricamente, con la principal de esas construcciones propagandísticas.

La que ha conseguido hacer creer a la opinión pública que es el gobierno bolivariano el que ejerce la violencia “represiva” contra pacíficos manifestantes que solo reclaman “pan y libertad”.

No por casualidad, en abril pasado la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, señalaba a los mismos países que Bachelet asegura que deberían implicarse para “asegurar la paz en Venezuela -Brasil, Argentina y Paraguay- como los promotores de la actuación de la Organización de los Estados Americanos contra su país.

ARTÍCULO DE JUAN ANDRÉS PÉREZ RODRÍGUEZ CANARIAS SEMANAL.ORG.

EN CHILE, CIENTOS DE CIUDADANOS CHILENOS DE LA ETNIA MAPUCHE ESTÁN ENCARCELADOS. ELLOS SÍ SON PRESOS POLÍTICOS


El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, ha propuesto a su homólogo chino, Chang Wanquan, firmar la hoja de ruta del desarrollo de la cooperación en la esfera militar entre ambas naciones para los años 2017-2020.

LA SOBERBIA Y ARROGANCIA DE OCCCIDENTE SON TAN INÚTILES Y DAÑINAS COMO LA ORGANIZACIÓN TERRORISTA DEL ATLÁNTICO NORTE (OTAN)
¿ALGUIEN EN SU SANO JUICIO SEGUIRÍA PROVOCANDO A LOS EJÉRCITOS DE RUSIA Y CHINA?… SOLO LOS IMBÉCILES Y LOS ALIENADOS

La parte rusa está segura de que la alta intensidad de las conversaciones ruso-chinas “da testimonio de un diálogo constructivo en torno a los complejos problemas de la seguridad global y regional”.

¿Qué papel le corresponde a Rusia?

El presidente del centro de análisis ruso-chino, Serguéi Sanakóev, considera que la firma de la hoja de ruta supondrá una continuación lógica al acercamiento entre ambas potencias, en particular en el ámbito militar.

“Hoy en día, la cooperación político-militar entre Rusia y China no tiene precedentes. Es una cooperación en los ámbitos técnico-militar y puramente militar, que ha evolucionado a lo largo de los años”, destaca el analista, citado por Svobodnaya Pressa.

Según Sanakóev, no se trata solo de teoría y documentos, sino también de acciones concretas y prácticas, tales como los ejercicios militares conjuntos.

“Teniendo en cuenta el hecho de que nuestra cooperación ya está a un nivel muy alto, el documento actual es más bien una sistematización de estas relaciones (…). Se trata de un paso normal en la interacción que ya tenemos”, explica Sanakóev al periódico.

Rusia y China celebrarán este año grandes actividades en el ámbito de la defensa

La firma de la hoja de ruta pone de relieve, no obstante, la importancia de las relaciones bilaterales. A pesar de que carecen del nombre formal de ‘alianza’, eso es lo que son ‘de facto’ Moscú y Pekín: aliados.

Esta interacción de dos de los Ejércitos más grandes del mundo debe enfriar las ‘cabezas calientes’ de los que quieren defender el formato de un mundo unipolar y la hegemonía de un solo país a cualquier precio, poniendo en peligro la paz, opina Serguéi Sanakóev.

Por su parte, Vasili Kashin, investigador de la Escuela Superior de Economía y miembro del centro de análisis de estrategias y tecnologías, explicó también a Svobodnaya Pressa que la cooperación militar entre los dos países ha alcanzado un nivel tan alto que hace posible operaciones conjuntas.

A su juicio, no se puede excluir que, si se produce alguna crisis en Asia Central u Oriente Próximo que afecte a los intereses de ambos países, tenga lugar una operación militar conjunta.

En cualquier caso, desde el punto de vista militar todo estaría listo para eso“, concluye Kashin.

https://mundo.sputniknews.com/prensa/201706081069819297-rusia-china-cooperacion-militar/


(Desde la Zona Veredal de Transición ‘Heiler Mosquera’, Puerto Asís, Putumayo, Colombia)

MARTÍN CORENA, COMANDANTE DEL BLOQUE SUR DE LAS FARC-EP

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia — Ejército del Pueblo (FARC-EP) acaban de celebrar 53 años de existencia, desde su fundación en Marquetalia el 27 de mayo de 1964 por Pedro Antonio Marín o Manuel Marulanda Vélez alias ‘Tirofijo’.

Este aniversario cobró un significado histórico ya que debe ser el último a conmemorar en armas y con un pie en la vía pacífica de su accionar, pero ese paso aún se mantiene lento y con algunos retrocesos por cuestiones políticas que intenta la oposición colombiana para hacer fracasar los acuerdos de paz de La Habana.

Incluso han presionado para prohibir las celebraciones con participación de la población civil. Algo que no logaron a la vista de los cientos de visitantes que compartieron actos culturales, con representaciones teatrales, manifestaciones políticas, comidas y bailes hasta la madrugada.

A la intromisión de la Corte Constitucional que habilitó las posibilidades de enmienda en lo refrendado entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC-EP, por iniciativa de las fuerzas opositoras también se siguen sumando incumplimientos por parte del Estado colombiano y la excesiva demora en la adecuación de los campamentos y zonas veredales, donde se asientan cerca de 7.000 mil guerrilleros.

EL 53 ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DE LAS FARC FUE UNA FIESTA DEL PUEBLO COLOMBIANO (Foto del autor)

Aunque acaba de concluir el plazo de 180 días para la dejación total de armas, el porcentaje de esa entrega a las autoridades de Naciones Unidas continúa siendo mínimo (1.000 de las 14.000 que estima la ONU) y la guerrilla ha informado que el armamento restante continuará en su poder hasta tanto se complete lo firmado en Cartagena a fines del 2016.

Santos ha decretado una prórroga de 20 días más, en vísperas del 1 de junio, cuando debía finalizar la recogida de armamento, como una forma de reconocimiento en la responsabilidad gubernamental por los retrasos.

Entre los puntos incumplidos por el gobierno se encuentra la Reforma Rural Integral y el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos ilícitos. Esto último incluye el apoyo a un desarrollo alternativo para aquellos campesinos cultivadores de coca y que hasta el momento sólo ha quedado en los papeles, dado que continúan las fumigaciones que no sólo destruyen los cocales sino además las plantaciones que constituyen el sustento alimenticio de los campesinos.

El glifosato es rociado indiscriminadamente sobre los campos de coca, “incluso pasan los helicópteros del Ejército y destruyen todas los sembradíos de yuca“, denuncia Gloria Piedad Burbano, que encarna en sí misma la impotencia de los agricultores que ven envenenadas también sus tierras.

SEGUIR LEYENDO TEXTO ORIGINAL

A %d blogueros les gusta esto: